bebe en piscina

Bebés en la piscina: cuidados especiales

Cuando llega el nuevo miembro a la familia, todos los cuidados que se pueden tomar resultan pocos para los padres. Entre las preocupaciones por la correcta alimentación, la ropa adecuada, los juegos más estimulantes y cualquier pequeño signo de enfermedad, el tiempo casi no alcanza.

Por esta razón, cuando tenemos un tiempo libre lo mejor es pasarlo en un lugar en el que la familia completa pueda disfrutar. Aquí te damos algunos consejos sobre cómo pasar un día perfecto en la piscina con tu bebé.

 

La piscina y mi bebé

Los momentos en familia siempre son divertidos y permiten liberar el estrés del día a día. Una tarde en la piscina es ideal y no tenemos que privarnos de este paseo por nuestro bebé. Al contrario, el nene disfrutará tanto como nosotros el aire libre y el agua.

Un aspecto principal que se debe tener en cuenta al momento de llevar a nuestro bebé a una piscina es el sol. Siempre debemos protegerlo adecuadamente de los rayos solares que pueden dañar su piel, de por sí muy sensible. Una ropita que cubra sus bracitos y piernas, pero que sea fresca a la vez, es lo más apropiado en estos casos. Siempre usa un bloqueador solar e intenta cubrir su rostro con algún sombrerito para evitar las molestias en los ojos. Una sombrilla también es una buena idea.

El alimento es primordial en estas ocasiones en las que tendemos a estar lejos de casa. Asegúrate de llevar suficiente líquido y comida apropiada para tu nene. Si aún estás amamantando, debes mantenerte correctamente hidratada e intentar llevar un biberón con leche materna.

Si deseas que tu nene esté un rato en al agua contigo debes tener en cuenta si es aconsejable que, según la edad. Ya sobre los seis meses puedes intentarlo, pero primero asegúrate que el agua no esté muy fría, la piscina esté limpia y no tenga demasiados productos químicos. Siempre evita que su cabecita se sumerja, para que no le entre líquido en los oídos o trague agua.

Por lo demás, deja que también disfrute de la piscina y el sol, que son muy saludables para él.