miss dulce

BIenvenidas (y bienvenidos) a Miss Dulce

¡Hola a tod@s!

Me llaman Miss Dulce desde que iba a la Universidad: siempre trataba de endulzar a mis compañeros con un gesto, un detalle, un consejo. De pequeña sufrí mucho: nací antes de tiempo por lo que mis primeros contactos con alguien tuvieron que ser desde la incubadora. Eso me hizo ser más pequeñita de lo normal, por lo que los primeros años del cole no fueron del todo fáciles. Además, mi familia no me apoyo demasiado, que digamos. Mi padre desapareció a las primeras de cambio, y mi madre entró en una profunda depresión que un poco más y se la lleva por delante. Me la quiero un montón, pero debo reconocer que desde entonces no ha vuelto a ser la misma… Jo.

En fin, lo más fácil para mí era dejarme llevar, entrar en el lado oscuro, y durante un tiempo lo hice. A Dios gracias por no tener ninguna enfermedad, ninguna adicción… ¡supongo que pude parar a tiempo! Aunque de mi pasado oscuro sí me he quedado con un recuerdo: un recuerdo maravilloso por el que doy gracias cada día. ¡Mi primera hija!

Apenas tenía 18 años cuando me quedé embarazada. El padre ya no existe, pero ella es maravillosa, me ilumina cada día, y por eso mismo abro este blog, con toda la ilusión del mundo para compartir experiencias, consejos, y en general, la mejor sensación del mundo: ser madre.