embarazo semana a semana

¿Cómo llevar el control de un embarazo, semana a semana?

La llegada de un nuevo miembro a la familia viene acompañada de disímiles emociones. La felicidad, la preocupación y la ansiedad tienden a estar unidas en estos momentos en los que los padres, primerizos o no, intentan cubrir cada pequeño aspecto del embarazo.

El control semanal del embarazo semana a semana se convierte, entonces, en una tarea a realizar de forma habitual. Aquí te van algunos elementos a tener en cuenta durante este momento.

 

Nuestro bebé semana a semana

Durante los primeros meses de embarazo, el desarrollo del bebé es lento y a los padres les resulta muy difícil darse cuenta de cuánto peso han ganado y de cuál es su tamaño real. Esto se mantendrá así durante las primeras diez semanas, aproximadamente, a partir de las cuales el bebé crecerá más rápidamente.

Durante este primer período, las consultas médicas nos permitirán chequear con regularidad el correcto desarrollo del embarazo y de nuestro bebé. Llevar un pequeño diario semanal con nuestro peso y el del bebé, lo más certero posible, nos permitirá reconocer algún posible problema.

Generalmente, al nacer, los bebés pesan tres kilos los cuales ganan durante los últimos tres meses de gestación. Solo en caso de una nutrición inapropiada, el consumo de alcohol o tabaco o alguna enfermedad, hará que el bebé pierda peso. Por el contraría, si gana demasiado peso, podría ser el caso de una diabetes gestacional. Si tienes preocupación acerca de tus cálculos, consulta al obstetra. El será capaz de definir exactamente qué es lo que pasa.

Ten en cuenta que cada embarazo es diferente. Los elementos genéticos, la alimentación recibida o alguna posible enfermedad que pueda presentar la mamá, cambian los valores de peso y tamaño en cada bebé.

Existen muchas aplicaciones online y aplicaciones para Smartphone que te permiten calcular, según tu peso, edad y mes de gestación, el desarrollo de tu bebé. Siempre puedes auxiliarte de estas herramientas para mantener un control adecuado de tu embarazo. Sin embargo, ten en cuenta que las consultas médicas son imprescindibles para mantener un correcto control de tu embarazo.