bebe durmiendo

Mi bebé solo quiere dormir de día

Durante los primeros meses es normal que a nuestro bebé le cueste trabajo adaptarse a un horario de sueño fijo. En las noches tienden a despertarse con frecuencia y, como consecuencia, se pasan el día durmiendo. El problema es que a los padres les resulta muy complicado compaginar sus horarios con el de sueño de su bebé.

A continuación, te damos unos consejos para lograr que tu bebé duerma de noche.

 

Crea una rutina

Cada bebé es diferente, esto quiere decir que puede que lo que le resulta a un niño no sea adecuado para el otro. Por esta razón, debemos crear una rutina individual para nuestro nene basada en sus características particulares.

Una rutina de sueño prepara a tu bebé para el momento de acostarlo. Un baño primero, alimentarlo y leerle un cuento o conversar con él después cada vez que queramos acostarlo en las noches, le indicará que es momento de dormir. Crea tu propio sistema, en el que estén cómodos los dos. Si ves que tu bebé duerme mejor después de una toma, entonces aliméntalo justo antes de acostarlo. Mantener la rutina es primordial para lograr su efecto, por supuesto, por lo que debemos intentar no quebrantarla.

 

Durante el día

Un aspecto primordial que debemos tener en cuenta para que nuestro niño duerma en las noches es que si se pasa el día en la cuna dormitando, después es imposible que vuelva a descansar luego. Intenta tenerlo activo durante el día: juega con él, cántale, mantenlo enfocado en una tarea. Así por las noches necesitará recargar las energías para la próxima mañana.

Los bebés son activos por naturaleza, aprovecha este rasgo para compartir momentos agradables con tu nene y, luego, lograr una noche de reposo adecuada para todos en la familia. No obstante, ten en cuenta que si tu nene está alterado y lloroso tampoco le debes privar de alguna pequeña siesta por las tardes.